Inicio

Buscador

Diez claves y refugios de valor para no perder en la tormenta Imprimir E-Mail

ImageLa crisis en Estados Unidos plantea cambios en las decisiones de inversión. ¿Cómo puede afectar este cimbronazo a la Argentina?.

Ante la caída en el valor de los bonos y las acciones, los ahorros están huyendo hacia instrumentos más conservadores, que eviten al menos pérdidas nominales.

Propiedades

Para el mercado inmobiliario local, la crisis en Estados Unidos, presenta un panorama poco auspicioso, y se espera que la baja drástica de precios de viviendas que se está dando en EEUU y Europa (40% promedio) tarde o temprano llegue, en forma más moderada, al mercado local.

Por esta razón, los precios tenderían a la baja o, al menos, se prevé una detención de las subas que llegaron al 20% en promedio en los últimos cinco años. No obstante, las propiedades en el largo plazo siempre fueron una opción conveniente como reserva de valor. "A éstos precios, en unidades chicas 80 ó 100 metros cuadrados), la compra de inmuebles sigue siendo una buena opción", opinó un empresario del sector.

Bonos del Tesoro

Fueron tradicionalmente "el" refugio de valor por excelencia. Y aunque rinden poco y nada (un título del tesoro de los EEUU paga 1,2% anual y uno a 10 años un 3,30%) y están en el epicentro del terremoto financiero, fueron fuertemente demandados tras la caída de Lehman por ahorristas argentinos.
 
"Si llega a haber un default del tesoro norteamericano, entonces quiere decir que ninguna inversión está a salvo", explica el economista Eduardo Blasco, director de Maxinver, "por más que rindan muy poco, en estos tiempos es una forma de no perder y mantener el valor en dólares, que es la moneda en la que pensamos los argentinos cuando ahorramos", agrega el economista.

Euro

En abril de este año el euro llegó a 1,60 dólares por unidad y alcanzó su valor récord histórico. Su buena performance y el hecho de que se trató de un ciclo alcista largo provocaron que un 15% de las carteras locales se pasaran a la moneda europea.

Pero en las últimas semanas la tendencia se revirtió, y con el traslado de la crisis subprime al viejo continente el consenso entre los economistas es que el euro podría seguir debilitándose. "La eurización de carteras se frenó hace ya un mes y medio, a lo que hay que sumarle que los argentinos están acostumbrados a ahorra en dólares", explica un analista de banca de inversión de una entidad de las grandes.

Dólar

En el Presupuesto se fijó una pauta de 3,19 pesos por dólar para 2009, y en el Relevamiento de Expectativas de Mercado que hace el BCRA el promedio de proyecciones está en 3,35. A estos valores, apostar al dólar implicaría una pérdida de valor real de los ahorros, puesto la inflación esperada por los privados (23%-25%) será mayor.

Fuentes del BCRA dijeron que la idea en el corto plazo es mantener el valor de la divisa de EE.UU bajo, aunque permitiendo una gradual y leve recuperación hasta el entorno fijado en el Presupuesto. "Cuando vemos que se dispara la demanda, ahí intervenimos fuerte", explicaron.

Plazos Fijos

Para los consumidores que dispongan de dinero, pero no les alcanza para la compra de una propiedad o de un auto, los plazos fijos en los bancos constituyen una opción para "no perder" tanto dinero, señalan los analistas.

Las tasas que pagan los bancos por los plazos fijos en dólares van del 12 al 17%. Con lo cual, preservan el ahorro en cuanto a "seguridad" pero no lo hacen frente a la inflación "real". La opción en dólares todavía es menos tentadora porque las tasas son inferiores.

Para las empresas, en cambio, los plazos fijos siguen siendo una opción de valor, que es complementada en general con la compra de bonos o de letras del Banco Central.

El oro

Con una cotización que se mantiene alta y estable siempre es una reserva de valor en el largo plazo. Es recomendada para inversores más sofisticados.

Automóviles

Durante la crisis del campo, tanto los autos como las propiedades fueron las dos reservas de valor más importantes para los consumidores frente al dólar y a los depósitos en plazo fijo.

Los autos no perdieron vigor desde el punto de vista de los precios. Lejos de depreciarse, aumentaron entre 15 y 20% en los últimos doce meses. Por eso, "siguen siendo una buena alternativa de inversión", opinó el economista Raúl Delgado.

Los precios, según las terminales, se mantuvieron aggiornados con los aumentos de costos, entre ellos, especialmente, los salariales.

Reinversión

La falta de instrumentos financieros atractivos para invertir podría hacer que dueños de empresas locales que vieron como sus ahorros en el exterior se redujeron entre un 10% y un 20% en lo que va del año se decidieran a reinvertir utilidades en empresas domésticas. "La realidad es que aquí las empresas ya no tienen márgenes extraordinarios, como en la poscrisis,pero aún poseen ganancias",afirma Bernardo Kosacoff, de la Cepal.

Máximo Rainuzzo, titular en la Argentina del grupo de comunicaciones Omnicom, con 500 empleados a su cargo, defiende esta teoría: "Ante este panorama, la reinversión productiva se vuelve una alternativa atractiva".

Proyecto propio

Los malos rendimientos financieros también están provocando que se mire con otros ojos apostar a un proyecto propio. "Hoy la Argentina tiene un nivel de actividad emprendedora muy alto, con buenas ideas y actitud, pero al contrario de lo que sucedía en le edad dorada de las puntocom, no hay quien financie los proyectos", explica Santiago Bilinkis, fundador de Officenet y una de las estrellas del campo emprendedor local.

"Aportar capital semilla implica una iniciativa de alto riesgo, hay que apostar a 100 proyectos esperando que uno explote, y en la Argentina no hay fondos con esa escala de negocios", cuenta Bilinkis.

Bienes durables

En cuanto a la compra de bienes durables como aparatos electrónicos y electrodomésticos, podrían ser alcanzados por una baja de los precios. "Con lo cual, podrían sumarse a las opciones de inversión pero no a corto plazo", señaló el economista Ricardo Delgado.

Algunos comercios de electrodomésticos empezaron a aceptar mayor cantidad de cuotas en las ventas de sus productos. Pero igual, las ventas tienen un tope porque los salarios no crecieron en la misma medida que la inflación, y el ingreso disponible se resintió..

Desde el Centro de Educación al Consumidor (CEC), Susana Andrada advirtió: "las tarjetas de crédito pueden dar beneficio o dolores de cabeza, según como se las utilice". Y recomendó a los usuarios que siempre se informen sobre las tasas de interés, las comisiones, el costo financiero total, el respaldo en caso de robo o extravío y los seguros asociados, entre otras cuestiones. CC
 
Siguiente >